¿Qué es el enojo y cómo usarlo de manera beneficiosa?

Básicamente, se trata de una emoción, que me atrevería a decir, que no ha habido un sólo ser humano del planeta tierra, que no la haya sentido.

Recordemos que somos energía, todo es energía y emoción, es energía en movimiento.

El enojo, es el nombre que le damos a una faceta de esa energía en movimiento. Si retrocedemos en la línea del tiempo de esa energía, vamos a encontrar que antes, cuando aun no tenía tanta fuerza, la podemos distinguir como malgenio o quizás disgusto, que previamente había sido una frustración o quizás un simple malestar y anteriormente había sido una incomodidad. Y si al enojo le agregamos grados de intensidad, pasamos a lo que algunos llaman coraje o tal vez  cólera, luego  furia y si aumenta su fuerza, la llamamos ira, odio… En el fondo, se trata de la misma energía, que varía en su intensidad vibratoria.

¿De qué depende la intensidad vibratoria?

Fundamentalmente, depende de la acumulación de la misma energía. Viene siendo como una avalancha, que inicia con leve movimiento y mientras avanza, va tomando mayor poder y fuerza.

Podemos verlo observando a un bebé. Los bebés, también sienten incomodidad, que puede pasar a malestar e ir escalando como disgusto o enojo si no puede resolver la incomodidad. Por ejemplo, si el bebé tiene hambre y emite señales para intentar satisfacer su necesidad y lo ignoran, quizás comience a llorar o a gritar y si la necesidad sigue insatisfecha, entonces dará alaridos o llorará más intensamente.

Y retornar a su estado natural, será proporcional a la intensidad hasta la que llego. Fíjate en el bebé, si su llanto fue intenso, seguramente habrá sollozo mientras vuelve a la calma o la avalancha va deteniéndose y perdiendo toda su fuerza, hasta que retorna la quietud.

¿Cómo es esto en los adultos?

En los adultos es lo mismo, solo que el adulto YA ha acumulado demasiadas incomodidades y malestares, de manera que, muy rápidamente, la intensidad de la vibración llega al grado del enojo. Al haber guardado esta energía, ella está vibrando allí, aunque la ignoremos.

Para algunas personas, puede parecerles que ellos no se enojan o no lo hacen con facilidad. La verdad, es que todos hemos transitado por esta emoción y la gran mayoría, hemos aprendido a reprimirla o negarla. “No llores, ya está”, “No pasa nada, tranquilo”, “No es para tanto, cálmate”. Aprendimos a desconectarnos de la sensación y la emoción. Esto no significa que dejó de existir, simplemente dejamos de percibirla y creímos que teníamos control.

Si te fijas, estas personas que se creyeron el cuento de “Aquí no pasa nada, todo está bien” seguramente las verás enfermas de cáncer o con alguna enfermedad autodestructiva o  degenerativa.  Ese es el máximo grado de esta energía: la destrucción.

¿Cómo eliminar el enojo? ¿Cómo quitármelo de encima y sacarlo de mi vida?

Partir de la premisa “Eliminar el enojo” significaría amputar una fracción de lo que eres. Significaría hacer lo que hace esta energía: destruir. Es como querer acabar la guerra, con más guerra, lo cual no traerá la calma.

Lo que realmente ha sucedido, es que había una necesidad insatisfecha, se nos prohibió sentirla (satisfacerla) y a cambio, recibiríamos aprobación, afecto, aceptación – que tampoco fue verdad, ni sano condicionarnos – entonces esa energía de malestar se guardó y se fue acumulando  y fuimos perdiendo su origen: ese valor humano que no pudimos ejercer. Puedes verlo en los niños: cuando chico era alegre y pasa un año o dos años y ya ese niño no es tan alegre o espontáneo. Su energía vital, quedó contraída, guardada. De manera que, si eliminamos el enojo, estaríamos eliminando una parte esencial, estaríamos eliminado energía vital y eso no es posible.

Entonces, ¿Qué hacer con el enojo?

Podemos seguir haciendo lo que venimos haciendo por años: saltarnos el paso de sentir. Y sabremos que la energía seguirá escalando a pesar de que nos desconectemos de ella.

O podemos ejercer nuestro diseño divino: sentir, permitirnos experimentar esa energía que simplemente nos estaba diciendo que habíamos perdido un valor importante. Sentir aquello que está contraído y guardado, que le llamamos enojo o frustración o cualquier nombre de su escala, para así recuperar la conexión con ese valor humano perdido y poder disponer de nuestra energía vital.

Lo que sucede, es que nos hemos desconectado tanto del sentir, que hoy creemos que sentimos, pero si te detienes a observar eso, lo que realmente hace la humanidad, es representar un acto de drama, actuar una historia.

En la medida en que puedas diferenciar y separar la historia, el drama, de la energía que se está moviendo a través de tu cuerpo, en esa medida podrás reconectar con el sentir genuino. De eso se trata el Proceso CMR, de Liberación de la Memoria Celular, de desaprender para liberar las contracciones energéticas y ejercer nuestro diseño original.

Pilar Osorio
Facilitadora CMR

¿Por qué hay más sufrimiento que disfrute en la vida?

Queremos recordarte, que cuentas con nosotros si deseas la transformación de tu vida y ser parte del cambio global que esta sucediendo.

Te gustaría…

¿Sanar el pasado y vivir el presente, con más plenitud y disfrute?

¿Recuperar la energía natural y espontánea de cuando eras niño?

¿Desactivar los obstáculos que limitan el DISFRUTE en tu vida?

¿Cambiar las actitudes que limitan la armonía en tus relaciones?

Sigue este enlace…

http://brev.is/mGQ5

 

¡El cambio es posible!

Por un nuevo paradigma en nuestras relaciones…

 

En conciencia y sanación.

 

Luis Díaz

CMR

 

informacion@cellularmemory.org

 

Taller por internet: Cómo liberar el Miedo y el enojo.

19 Responses to “¿Qué es el enojo y cómo usarlo de manera beneficiosa?”

  1. Issa says:

    Maravilloso!!!
    Ya estoy en contacto con Luis
    Agradezco la invitacion

    ENCANTADA
    BENDICIONES
    ISSA

  2. gracias quisiera hacer este curso

  3. maria cristina faccini says:

    ….gracias por seguir en su lista, y gracias por todo lo que van dejando en mì en cada uno de esos mensajes. Felicitaciones por los comentarios previos al enojo, Pilar, màs claro no canta un gallo. Un buen abrazo, MC

  4. carmen says:

    sii me agradaria liberar el miedo y el coraje,la ira.

  5. Dorina says:

    Hola, Muchas Gracias por el articulo. En el momento de leerlo, me surgió una pregunta: el cinismo (o la ironia como algo menos fuerte), ¿de donde viene? Como lo comprendo hay un cierto grado de agresividad en el cinismo, p.e. en cuando una persona siempre toma todo de “broma” y contesta con este tipo de vibracion ante cualquier evento o comentario.
    Gracias por sus opiniones.

  6. MARIE says:

    Hola, quiero recibir mas lecciones de Liberacion de memoria celular, Mil gracias, Marie

  7. Admin says:

    Por favor;
    escribe a:
    informacion@cellularmemory.org

    y alli te diran como tomarlo.

  8. Admin says:

    Es enojo con una sonrisa. Esa persona no sabe como comunicar su incomodidad y lo hace con sarcasmo o cinismo.
    Es falta de educacion emocional.

  9. zoila says:

    Hola, gracias por las lecciones me han sido muy efectivas y muchas gracias llegan en el momento preciso para ayudarme. Y quiero seguir recibiendo mas lecciones de liberacion de la memoria cellular gracias muchas gracias por las lecciones

  10. ANA DUGARTE says:

    LUIS EXCELENTE INFORMACIÓN…
    EL ENOJO ES SINÓNIMO DE INSATISFACCIÓN??
    AL ACEPTARLO FAVORECEMOS Y LIBERAMOS NUESTRAS CÉLULAS DE SU TOXICIDAD?
    NO TENGO MUY CLARO LA LIMPIEZA DE LAS MISMAS SE PUEDE LLAMAR REPROGRAMACIÓN…
    INFINITAS BENDICIONES

  11. Cuando estamos enfadados, bajo el poder de la ira tendemos equivocadamente más a castigar que a resolver la situación. Me iluminaron mucho estas palabras:
    “En el núcleo de la ira hay una necesidad que no se ve satisfecha. De este modo la ira puede ser valorada si la usamos como un despertador para despertarnos a la comprensión de que tenemos una necesidad a la que no damos una solución y que estamos pensando en una forma que reduce las posibilidades de encontrarla…
    La ira absorbe toda nuestra energía dirigiéndola hacia el castigo a las personas antes que a la satisfacción de nuestras necesidades.
    Puede que nos requiera practicar mucho reemplazar la frase: “Estoy furioso porque ellos… él, ella…” por la de: “Estoy furioso porque estoy necesitando…”

    Del libro “Comunicación no violenta. Un lenguaje de vida”

    (Marshall Rosenberg)

  12. Admin says:

    Detras el enojo generalmente hay miedo a perder algo importante,
    como control, respeto, afecto, seguridad, etc.

  13. Albert says:

    Mil gracias.
    me he sentido identificado con lo de las prohibiciones para los sentimientos con las que nos hemos educado unos a otros, la escenificación de la vida en vez de vivirla simplemente y sin condicionamientos forzados. MUY interesante
    Gracias!

  14. v28infinito says:

    Excelente la información ,con tu permiso coloco el link en mi blog para compartir.
    Muchas gracias, bendiciones!!!!!
    Namasté

  15. Erika Ceballos Lascurain says:

    justo en este momento estoy pasando por un gran enojo y lo peor es que no se si es correcto enojarme por ese motivo y llevo años y años pasando por estos momentos y pasan y se van; realmente ahora no se que hacer

  16. Miriam says:

    Estaría muy bueno. Gracias

  17. Lizette says:

    Me gusto mucho el articulo!

  18. Lorena lavin says:

    Me interesa el libro y el taller gracias!!

Leave a Reply