La Víctima – Adicción al sufrimiento

El virus de la víctima –  La adicción al sufrimiento

Jugar el papel de víctima responde a un modelo cultural muy viejo, tan antiguo como nuestra civilización. Lo encontramos en toda la historia de la humanidad. En la actualidad, está en los libros que leemos, en la TV, en las noticias de los periódicos, en las religiones, en la política nacional, en las relaciones diplomáticas internacionales, en las escuelas, en las relaciones de pareja, en la familia, en las amistades, etc.

Estamos tan acostumbrados a ese papel, que se ha vuelto adictivo. La verdad, es que es una adicción socialmente aceptada que crea muchísima miseria física, mental y emocional. Jugar a ser víctima es un juego cultural que se ha cobrado y sigue cobrándose muchas bajas entre nosotros.

Una persona que juega el papel de víctima es alguien que sufre por diferentes razones y variadas causas. Puede ser que sufra a causa de necesidades básicas no satisfechas, de molestias físicas, de enfermedades, por falta de energía, cansancio, impotencia, desesperanza, indiferencia, falta de reconocimiento, confusión, traición, abuso físico, emocional o sexual, manipulación, explotación, opresión, abandono y persecución, entre otras.

La resonancia que se activa cuando nos sentimos víctimas genera en nosotros pensamientos y comportamientos inconscientes y sin darnos cuenta, nos encontramos quejándonos interior o exteriormente, culpándonos a nosotros mismos o a los demás,  a la vida o a Dios. Ese estado de queja crónico, genera contracciones internas por donde las energías esenciales no fluyen bien y por donde se drena nuestra fuerza vital, lo que nos debilita enormemente.

Según la ley de atracción y sus principios, cuando emitimos la resonancia de “la víctima”, atraemos situaciones y personas que nos van a dejar sufriendo. Por otro lado, no nos es posible extraerle “el jugo” a la experiencia que estamos viviendo y nos vamos a ver repitiéndola infinidad de veces y de diferentes maneras, como si no tuviésemos opciones.

El “virus” de la víctima nos hace percibirnos a nosotros mismos, como un ente separado del todo, que tiene que estar constantemente defendiéndose o atacando. Este “virus” también crea una resonancia de miedo crónico y se convierte en un círculo vicioso:

-Cuanto más miedo siento, más separación experimento;
-cuanta más separación siento, más solo estoy;
-cuanto más solo me siento, más me tengo que proteger de lo que me puedan hacer o de lo que me pueda pasar;
-cuanto más me tengo que proteger y defender, más encuentro la culpa en el otro;
-cuanto más acuso y culpo al otro, más separado me siento;
-cuanto más separado me siento, más miedo siento.

y se cierra así este círculo vicioso, raíz causal del sufrimiento humano.

• Cómo detectar si estás jugando a la víctima

Cuando jugamos el papel de víctima:

– Reaccionamos a todo inconscientemente.
– Nuestra mente crea constantes situaciones de ansiedad o preocupación.
– Pensamos, interpretamos y analizamos (interna o externamente).
– Negamos lo que sentimos (“No hay problema”, “Está todo bien”).
– Suprimimos nuestras emociones (creando rigidez, contracturas, tensiones o enfermedades).
– Somos adictos al “drama” y a las situaciones o personas que lo crean.
– Usamos mucho las expresiones “debería” o “no debería”.
– Nos quejamos acerca de nosotros mismos o de los demás.
– Juzgamos, criticamos, acusamos y culpamos a quien sea (interior o exteriormente).
– Repetimos una y otra vez, en nuestra mente, situaciones pasadas.
– Nos es difícil perdonar. Guardamos resentimientos muy viejos.
– Nos queremos vengar y cobrar lo que nos deben.
– Usamos el pasado doloroso para actuar o tomar decisiones en el presente.
– Tememos el futuro por lo que nos pueda traer.
– Ensayamos lo que vamos a decir o hacer, una y otra vez.
– No nos damos cuenta de que hay un momento presente. Lo ignoramos absolutamente.

Otra de las características principales que nos permite detectar cuando actuamos el rol de víctima, es que nos da la sensación de no tener opciones. Cuando creemos que somos víctimas, le asignamos la responsabilidad a otro; culpamos. El otro es quien me enoja, me confunde, me engaña, me fastidia, me ignora, etc. Y lo hacemos sin reconocer que esa energía esta en nosotros y no en el otro. Por lo tanto, el poder de mi bienestar está en manos de otro y somos víctimas.
Una manera de Ser Real, auténtico y consecuente con la esencia natural, es honrar lo que me sucede en lugar de postergar, negar, evadir, resistirlo, quejarme o juzgar.

Ahora escribe con cuál o cuáles de estos rasgos te sientes más identificado.

Observa tu diálogo interno y conéctate con la resonancia del cuerpo de dolor y permítete transformar esa energía.

El virus de la víctima.

18 Responses to “La Víctima – Adicción al sufrimiento”

  1. […] Una vez que el cuerpo-dolor te ha conquistado, tú quieres más dolor. Te conviertes en una víctima o en un […]

  2. […] o yo estoy equivocado o el otro está equivocado. Somos entrenados en esta “mentalidad de víctima” y en patrones en los que nos estamos quejando mas de lo que tomamos responsabilidad por nuestra […]

  3. Killoquin says:

    Con la terapia de Cmr aprendi cuantas personas hemos sido victimas y tambien verdugos en nuestra vida. No solo en nuestra vida, a veces en la relaciones en amigos, etc. Para mi Cmr fue un cambio, y es de agradecer a Luis abrirme sus puertas

  4. mercedes says:

    leeelo esta muy bueno e interesante

  5. […] y transformar, genera una resonancia en nosotros muy distinta a enfocarse en el dolor como una victima, quejándose o identificándose con el de manera inconsciente. Es como la luz y la […]

  6. Yo tambien caí en esa trampa, puedo llegar a decir que si no sufría no existía, me creí el chivo expiatorio de la Biblia por muchos años, pero poco a poco liberando mis emociones voy saliendo de ea trampa, cada vez más conciente de mis actitudes de víctima y trato de sanarlas y cambarlas GRACIAS

  7. Margarita Quesada says:

    Aprendi a estar conmigo y mi dolor desde muy pequeña, hasta que me di cuenta que era un estado de enamoramiento enfermizo,la repetición de vivir el presente un dia me permitio visulizar el cuerpo del sufrimiento, cada vez que se instalaba habia construido recursos concientes para liberarlo, por ejemplo soplar, recurso que podia aplicar en cualquier lugar, caminando, en el colectivo, y sigue siendo parte de mi tarea consciente de sanación……………cmr fundamentalmente me habilitó el permiso a sentir y comprender que los traumas se liberan por capas, por haber transitado varios años técnicas terapéuticas lo que faltaba por comprender esperaba recibirlo de un nuevo lugar,la magia para mi es que la clave esta en la corporeidad de “prohibido sentir” si manifestas el sentir corres peligro……………………….

  8. Cuervo♥ says:

    Muy de acuerdo :’D !!!

  9. mariana peña says:

    gracias me vi en cada palabra

  10. mariana peña says:

    como hacemos para liberarnos de esa energia insconciente que atrae el sufrimiento a mi vida

  11. […] sintiéndonos victimizados  por la otra persona o por nosotros mismos y aún cuando nos sintamos victimizados por la otra […]

  12. Valeria says:

    Muchísimas gracias. Es muy pero muy aleccionador lo que dice tu artículo, Luis. Llevo leyéndolo por segunda vez y cada vez descubro algo nuevo.
    GRacias,

  13. Valeria says:

    A este comportamiento mío (del “virus de la víctima”, como lo llamas en tu artículo), mi marido lo llama Síndrome de Fuerte Apache, porque a veces siento como si estuviera “rodeada de enemigos”…. me parece que la diagnóstico metafórico es tal cual.
    Hoy justo he estado trabajando en la limpieza/liberación de energías del Enojo…
    Ahora me pondré a trabajar en la limpieza de energías del Miedo.
    Te parece adecuado? Acepto de muy buen grado cualquier sugerencia que me pueda ayudar. Gracias, nuevamente. Valeria

  14. Admin says:

    Estas trabajando con el curso “Como liberar el miedo y el enojo”?

  15. Gabriela Sterling Sadovnik says:

    Luis, muchas gracias por compartir ete articulo conmigo.
    Me siento identificada con muchas situaciones de las que tu planteas; la verdad nunca habia pensado que en mi caso estuviera jugando al papel de victima, pero hoy lo veo claro.
    Te pido por favor que me digas como debo empezar a trabajar la liberación de este tema, me siento agotada/cansada y si he empezado a desarrollar unos patrones fisicos (enfermedad) que me preocupan…….creo que todo esto me tiene bloqueada y es lo que no me ha dejado avanzar en el encuentro de mi proposito.
    Perdona tanta molestia, muchas gracias y que Dios te Bendiga.

    Gabbyss

  16. Admin says:

    Hola Gabriela:

    Comienza liberando el cuerpo del dolor. Sabes como hacer el proceso?

  17. ROSA says:

    Hola luis, ya tome tu curso de miedo y enojo y ha sido una herramienta bien importante en mi vida y trabajo, gracias.
    Ese virus de la victima es saludable darle en lugar en nuestras vidas, mirarlo y entender que siempre lo puedo manejar a mi favor.
    Gracias por tan acertadas instrucciones

  18. Admin says:

    Excelente Rosa. Paso a paso…

Leave a Reply