Maria Hebe Suarez

María Hebe Suárez

Información de Contacto

Ubicación: Buenos Aires, Argentina
Tel Fijo: +     Email: hebe.suarez@gmail.com

Biografía / Certificaciones

Cuando era pequeña, tenía la certeza que nacíamos para ser felices, estar alegres y disfrutar. En la medida que fui creciendo, considerando que los adultos son los que saben, fui aceptando y condicionando mi vida actuando desde hay que hacer lo que se debe y lo que esperan que yo haga Cada vez que elegía lo que consideraba mejor para mí, causaba mucho sufrimiento a los que me querían, lo que me hacía pensar que estaba equivocada. Me casé, tuve cuatro hijos, me separé. Esta separación fue el comienzo, la primera vez en mis 33 años que me preguntaba que quería para mi vida. Igualmente seguía actuando haciendo lo que se debía hacer, pero con otra búsqueda de vivir y disfrutar. Así, empecé hacer terapia individual, de familia con mis hijos, fui a clases de teatro, participé en una obra independiente, tome clases de Tai-chi, durante un tiempo me deprimí, pero como había que hacer lo que se debía, continuaba trabajando mucho para sostener a mi familia, sin registrar como me sentía ni que necesitaba. Entre el 2003/2005 tomo el Nivel I y II de Reiki, en el 2006/2007 tomé sesiones y talleres con la técnica de testeo muscular de precisión método LIBE, del cuál me certifique como facilitadota, Touch for Health Nivel I y II. En el 2007 también llega a mi vida la información del entrenamiento CMR en Argentina de la mano de su creador Luis Diaz- Fui pasando por diferentes etapas en este proceso, lo más sorprendente para mí fue aprender a registrar mis sentimientos y reconocerlos, algo que a pesar de todas las vivencias nunca me había permitido hacer, el darme cuenta de los patrones que habían estado programando mi vida sin tener conciencia de ello, el empezar a ver cuales son mis necesidades, algo que nunca había considerado. Así comencé muy entusiasmada, después me invadieron los miedos y ansiedades, el sentirme incapaz de transitar por este proceso, la resistencia a continuar buceando en mi interior, luego volviendo a retomar hasta llegar a este momento de poder y estar dispuesta a facilitar a otros en este camino de autoconocimiento y autosanación. El trabajo con CMR me ha aportado un conocimiento profundo de las dificultades que conllevan las creencias adquiridas, la importancia y el beneficio de estar conectados con nuestros sentimientos y sensaciones molestas (siempre nos vienen a mostrar algo para sanar y transformar) cuando algo nos incomoda hay algo para trabajar, y aparece en el momento que estamos preparados para sanarlo y transformarlo, es maravilloso descubrir como algo que nos parece lo peor viene a traer luz a nuestra existencia. Lo que me fascina y me maravilla de CMR es que nos vamos educando emocionalmente, nos emponderamos y accionamos desde la conciencia, tomando responsabilidad de nuestras experiencias. Me emociona este trabajo cuando se acerca la gente joven con inquietud de mejorar sus vidas, sentir lo diferente que va a ser su vida a partir de este descubrirse, más liviana y más compasiva y amorosa para consigo y los otros. También me emociona que los adultos tengan la necesidad de mejorar para vivir sus vidas más conectados, reconociendo que cada día es un nuevo día y una oportunidad de estar más vivos.
Estoy agradecida al Universo que me trajo o me llevó a CMR, porque hoy tengo otra calidad de vida y de relaciones, me alegra el poder facilitar a otros y acompañarlos en su proceso.

Testimonios

Mujer- 28 años
Experimenté las sesiones de CMR como algo distinto a lo que ya había probado. Las sensaciones en mi cuerpo fueron, siempre que las dejé, punto de partida y protagonistas en estos encuentros. Podía ser ansiedad, tristeza, aplomo, cansancio, enojo, o sencillamente ese dolor permanente en mi omoplato izquierdo, el nudo en la garganta. Experimentar CMR fue entregarme a lo que mi cuerpo me estaba ofreciendo como información sobre mi persona, no pensar una respuesta para dar ante una pregunta, sentirla. Respetar mis tiempos, mantenerme en silencio si lo necesitaba, recordar que también siento y reconocer a mi cuerpo como un ser inteligente, parte de mi. Quizá manifestaba mi estado anímico de ese momento preciso, quizá me comunicaba un dolor más antiguo. Al tomar sesiones en forma consecutiva, con una o dos semanas entre una y otra, note que mi estado de animo se había modificado. Estaba mas calma, mas tranquila, sentía mayor aceptación de mi situación. Me sentí entregada a las circunstancias de mi vida actual, con la claridad de que todo cambio sobre mi persona lleva un proceso, requiere de decisión, y de la mano y la palabra de una persona decidida a brindar ayuda. CMR me resultó una herramienta para el trabajo conciente sobre mi persona, partiendo del no juicio sobre mi situación, la entrega y la sabiduría del cuerpo para narrar.

Hombre – 60 años
La experiencia vivida con CMR ha sido muy interesante, tanto que hasta el día de hoy continúo practicando ejercicios que me enseñaste en las varias sesiones que tuvimos, el mejoramiento fue increyendo y aunque aún me falta retomar las sesiones para afianzar los logros obtenidos, estoy muy satisfecho del avance logrado. Un dato te doy, recordarás que mi esposa médica estaba reticente a la propuesta de CMR, hoy después de haber participado del curso de cuatro clases que realizaron, lo tiene grabado en su mp3 para escucharlo casi todos los días y también percibo cambios para bien en ese sentido.