Maria Del Pilar Torres Rondon

Marysol Dueñas Robledano

Información de Contacto

Ubicación:Portugal y España

Email: marisolduenascmr@gmail.com

Skype: marisolduenas53

Biografía / Certificaciones

 

CMR MEJORÓ SU VIDA Y, COMO FACILITADORA, QUIERE CONTRIBUIR A QUE OTRAS PERSONAS TAMBIÉN LO CONSIGAN
A Marysol le entusiasma conversar con las personas y escucharlas pues para ella la comunicación y la conexión son fundamentales, tal vez porque son necesidades que no fueron satisfechas en gran parte de su infancia y adolescencia.
Su propósito es vivir desde la autenticidad del Ser y poner su experiencia a disposición de otras personas que, al igual que ella, estén dispuestas a invertir tiempo y recursos en aprender cómo ser más conscientes de su verdadero potencial, a liberarse de viejos patrones y creencias que les limitan, a darse cuenta de lo importante que es abandonar la queja, el victimismo y la comparación con los demás.
Lo que le entusiasma, especialmente, es dirigir su actividad a mujeres de cualquier edad, situación familiar y profesional que experimentan falta de alegría y disfrute en sus vidas. Día a día ve en su entorno a mujeres que en sus roles de esposas, madres, trabajadoras, etc. pierden de vista e incluso renuncian a sus verdaderas necesidades y anhelos porque priorizan las de su pareja, hijos, trabajo, etc. Se cargan con excesivas tareas que les causan estrés, cansancio, frustración y resentimiento, resultando también afectadas en su salud física y emocional.
Con la empatía, comprensión y confianza que Marysol transmite, las guía con serenidad y amor a que liberen emociones bloqueadas en su memoria celular, a que se conecten con su cuerpo tomando conciencia de las sensaciones que aparecen, a permitir todos y cada uno de los sentimientos que afloren para descubrir sus necesidades genuinas y expresarlas con claridad, sin temor ni culpa y mejorar sus relaciones mediante una comunicación integradora.
A través de la re-conexión consigo mismas, las personas sentirán más paz, libertad y armonía, viendo cualquier evento o situación como una oportunidad de experimentar y vivir con plenitud.
BIOGRAFIA
Cuando era niña observaba a las personas de mi entorno con una sensación de no entender por qué “yo” estaba ahí. Conocí el sabor de la soledad, la duda, la tristeza. Sin embargo, algo en mí me empujaba a ir más allá. Y esa fuerza me ayudó a conseguir logros que parecían inalcanzables para una niña de un pequeño pueblo en una familia con pocos recursos económicos. Cuando acabé los estudios de Derecho conseguí un trabajo que me aseguraba unos ingresos estables, vivir en diferentes ciudades y viajar. En general, percibía que los demás me consideraban una persona inteligente, exitosa, amable, afortunada en las relaciones y con un físico armonioso.
Sin embargo, mi esencia no estaba satisfecha. Por eso, a los 29 años comencé una búsqueda que me llevó a encontrar mi primer maestro con el que aprendí a observarme, a separar lo ilusorio de lo real y a “no conformarme con menos”. Profundicé más en el conocimiento de mi ser en una escuela del cuarto amino en la que la mayor parte de las actividades giraban en torno a estar presente y a desarrollar consciencia a través de lo cotidiano.
La vida me va regalando experiencias maravillosas, como la de ser madre, y también dolorosas como la muerte de seres queridos y la ruptura familiar con el divorcio de mi esposo cuando mis dos hijos tenían 7 años. Una nueva relación de pareja me ayuda a reencontrar el disfrute y también a reconocer que hay partes de mí que es necesario sanar.
Por más de 25 años invierto tiempo y recursos económicos en mi crecimiento personal. A través de Reiki -en el que alcanzo los niveles I y II del método Mikao Usui- y de la meditación, siento más conexión con mi cuerpo físico y emocional. A su vez, esta conexión me abre la puerta a la Fuente de la que todo proviene y en la que todo está inmerso.
Con la práctica de CMR y a través de formarme como facilitadora con su creador Luis Ángel Díaz, experimento una re-conexión con lo que Soy, reconozco mis sentimientos y necesidades, disuelvo bloqueos emocionales y descubro día a día el maravilloso potencial que hay en mí y que me está llevando a vivir mis propósitos. Mi propósito interno: estar presente y tener una vida plena. Mi propósito externo: desde mi experiencia y continuo proceso de desarrollo, ayudar a que otras personas encuentren su verdadero poder.